Biografía

La fotografía es talento de pocos, se requiere pasión, innovación y un profundo amor por el arte y la estética para lograr capturar momentos, no imágenes, que lleguen al alma y trasciendan en el tiempo.

Karina Ponce

La incursión de Karina en el mundo de la fotografía no es reciente. Desde niña mostró siempre un interés particular en retratar, en albergar en una imagen momentos mágicos que regocijaran a quien compartiera su arte. Es importante agradecer a sus padres quienes al ver la pasión que desde niña desarrollaba por la fotografía, le regalaron una cámara Minolta analógica cuando celebró sus 15 años. Fue entonces cuando Karina tuvo por primera vez en sus manos, el instrumento que le permitiría incursionar con insistencia, dedicación y entrega en el hermoso mundo de la fotografía.

El tiempo transcurrió y Karina inició sus estudios universitarios como contadora, una profesión cuya rigidez se oponía a la sensibilidad de su arte. Mientras transcurría el tiempo en las aulas de la Universidad de Buenas Aires, su interés por la moderna incursión de la era digital le acompañaba. Con dedicación y esfuerzo, logró adquirir su primera cámara digital. La modernidad, venía de la mano de una Kodak de 5 mp en aquella época. Así transcurrieron sus años universitarios y su primer trabajo, tiempos en los que el esmero y la perseverancia, la impulsaron a lograr todo lo que se proponía.

En el año 2005 Karina recibe su título como contadora pública de la Universidad de Buenos Aires, logro acompañado por su pasión: la fotografía. Los cursos de fotografía en Nikon y Motivarte y la carrera en CEIC le brindaron la técnica necesaria para perfeccionarse. Uno de sus profesores, Rodolfo Lagioia, se transformó en su principal motor para comenzar y mantenerse en la carrera de fotografía.

El camino de Karina y la fotografía ha estado acompañado de excelentes docentes y profesionales, quienes la motivaban asiduamente y la convencieron de que si bien era contadora de profesión, la fotografía era su pasión.

Karina
Fotógrafa